Mantenimiento de Relojes

Los relojes son uno de los accesorios favoritos de todos los tiempos, desde las piezas de bolsillo en el pasado, hasta la evolución a relojes de extensible para la muñeca, la trayectoria de este accesorio ha acompañado a las personas a través de la necesidad de medir el tiempo, y claro, ¿Por qué no? Hacerlo con estilo. Así como las piezas de joyería se deben de cuidar y deben de darse mantenimiento, sucede lo mismo con los relojes, de la mano con nuestros expertos, te damos algunos consejos de como cuidar de tu reloj, para que disfrutes de tus piezas por mucho más tiempo.

Identificar el Mecanismo

El primer paso es identificar el funcionamiento de tu reloj, dependiendo del tipo de mecanismo, es el nivel de cuidado que la pieza representa, además de las frecuencias en la que debes de llevarlo a revisión. Normalmente el reloj tiene escrito en la parte posterior el tipo de movimiento de la pieza, pero si no estás seguro, es mejor revisarlo con un experto que te pueda ayudar a reconocer el funcionamiento. Recuerda, las revisiones siempre las debes realizar con un experto, para asegurar que la manipulación de tu reloj sea la correcta, en nuestras boutiques, puedes encontrar ayuda especializada para guiarte en el tema.

Cambios de Pila

Si el mecanismo de tu reloj es de tipo Cuarzo, el cambio de pila hay que realizarlo cada que se acabe, no se debe de dejar la pila en el interior de la pieza, ya que eventualmente puede derramarse y dañar temporal o permanentemente el mecanismo, ocasionando una reparación más costosa, o la pérdida de la pieza. Para relojes de alta calidad, se recomienda utilizar la pila RENATA, la cual está sellada y evita derrames, además de contar con sello de pruebe hermética, la cual se realiza una vez que la tapa del reloj se coloca tras el cambio de pila.

Automáticos y Manuales

Los relojes automáticos y manuales son de manejo más delicado, y es recomendable darles mantenimiento entre los dos y cuatro años de uso, para limpiar el mecanismo, y aceitarlo, evitando así que, en el caso de los manuales “se encuerden” y en el caso de los automáticos que alguna pieza salga de lugar o se afloje. Si una de las piezas recibe un golpe fuerte, es importante suspender el uso de manera inmediata, y llevarlo a revisión con uno de nuestros expertos en boutique, para asegurar que ninguna pieza del mecanismo esté dañada.

Para los relojes automáticos, es recomendable considerar un estuche enrollador de rotación para guardarlos, de ésta forma el mecanismo se mantiene activado y se evitan daños causados por mantener el péndulo del mecanismo fijo; los estuches de rotación funcionan por intervalos de tiempo en los cuales el reloj gira, para activar el péndulo y así hacer que el reloj continúe funcionando. Te invitamos a visitar nuestras boutiques para asesorarte con un experto sobre las cajas de rotación. 

Extensibles ¿Acero o piel?

Los extensibles son de hecho, la parte que más refleja el uso y desgaste de un reloj; si los extensibles son de acero, puedes limpiarlos después de cada uso con un paño para joyería, pasando suavemente para retirar cualquier residuo de la piel, loción, cremas o sudor que puedan llegar a mancharlo. En el caso del PVD, de igual manera con un paño para joyería, evitando tallar para que no se raye y pierda el color.

Los extensibles de piel son más delicados, no se deben de mojar, y el sudor los puede manchar, por eso es recomendable reservar los relojes de extensible de piel para ocasiones en las que se va a evitar hacer actividades que impliquen este tipo de exposiciones y reacciones.

En GHIBERTI te ofrecemos la asesoría de expertos en nuestras boutiques, además de un servicio de mantenimiento de extensibles de acero que incluye lavado y pulido; además contamos con marcas de extensibles de piel de alta calidad, para que siempre tengas tus piezas en las mejores condiciones.

 

Comenta

Todos los comentarios son moderados antes de ser publicados

Selección semanal

“Me gusta el encanto intangible, el romance y la historia de la joyería vintage. Han vivido, han sido amadas y son parte de la historia”.

Grace from Jewels by Grace